Hay ocasiones que no solo debes basarte en la moda, sino en tu comodidad y por consiguiente tu salud.

Primero determinar tu pisada, ya que si tiene pie plano o cabo habrá calzado que te canse y si llegas a tener alguna deformidad, entonces si debes usar una calzado especial.


Hay eventos que requieren un calzado en particular, pero si en la vida cotidiana puedes usar un calzado cómodo es mucho mejor porque evitarás problemas de salud como pueden ser callosidades, fascitis plantar, espolones, juanetes, y no solo eso también puedes dañar tu espalda.


La época y el clima también son factor para el uso de calzado, sobretodo en temporada de calor. En esta época es importante que los pies transpiren y se evite la sudoración excesiva.


En muchas ocasiones el costo del calzado va en función al material con el que están elaborados, y eso también es importante porque el uso de material sintético afecta directamente la piel de los pies y si hablemos de durabilidad, pues el tiempo de vida es reducido pero las afectaciones pueden ser más importantes.


No tomes a la ligera estas recomendaciones, sobre todo si el calzado desempeña un papel fundamental en tu vida cotidiana como en el caso de las enfermeras, que deben usar un calzado para hospital que cumpla con ciertas características de seguridad, pero también de comodidad para esas largas jornadas de trabajo.